Papelón de Michetti: le cortó la palabra a dos senadores

La vicepresidenta no permitió que los radicales Juan Carlos Marino y Ángel Rozas contestaran acusaciones de senadores del PJ-FpV.
MICHETT

La sesión en Senado tuvo este miércoles momentos de tensión cuando, en dos oportunidades, la vicepresidenta Gabriela Michetti le cortó la palabra a los senadores radicales Juan Carlos Marino y Ángel Rozas, quienes pretendían hacer uso de cuestiones de privilegio para responder acusaciones del bloque PJ-FPV.

El primer momento de zozobra se produjo a raíz de la cuestión de privilegio planteada por el senador formoseño José Mayans (PJ- FPV), quien acusó a Marino de haber cometido un "gesto de avivada" y una "falta de respeto" por haber levantado la última sesión del Senado de manera tal de evitar una derrota anunciada en la votación del DNU sobre reembolsos para puertos patagónicos.

El presidente provisional del Senado atinó a contestarle pero Michetti lo frenó en seco por considerar que no correspondía ya que no le había dado la palabra.

Pese a la indicación expresa de la vicepresidenta, Marino reclamó una cuestión de privilegio para responderle a Mayans por haber sido "aludido" en la exposición del formoseño: "No voy a permitir que se dude de mi honorabilidad", desafió.

Sin embargo, Michetti se mantuvo firme en su tesitura y no dio lugar al pedido.

"¡He sido aludido y tengo derecho a plantear una cuestión de privilegio!", reprochó el radical, ante lo cual Michetti respondió: "Si es por un tema de hoy, es una respuesta. Yo como interpreto que es una respuesta, no se la voy a conceder".

Más tarde, consultado por la gresca con Michetti, Marino se despachó al señalar que hay por parte de Michetti "una mala interpretación de lo que corresponde hacer".

Momentos más tarde, se reeditó un incidente del mismo tenor, esta vez con el jefe del interbloque de Cambiemos como protagonista del cruce con Michetti.

Ocurrió cuando Rozas intentó contestarle al senador Mario Pais, quien en una cuestión de privilegio se quejó por el retraso en su juramento como consejero de la Magistratura en reemplazo de Ruperto Godoy, en una confusa maniobra que permitió la suspensión del camarista Eduardo Freiler.

Cuando Rozas quiso discutir con Pais, Michetti le cerró el paso, y le recalcó que es ella la que tiene "la facultad de autorizar" la exposición de cuestiones de privilegio.

"Si usted cree que es la dueña, está equivocada. No tiene ninguna autoridad. Tiene la facultad de dirigir, no de resolver", le retrucó el radical.